Archivos Mensuales: junio 2013

Plagiocefalia postural

Sleeping NewbornLa primera vez que oí hablar de esto fue poco después de nacer mi segundo hijo. En una revisión periódica su pediatra me comentó que el niño tenía plagiocefalia postural… Me sonó a chino. No os preocupéis si se la diagnostican a vuestro hijo. Si se siguen las recomendaciones del pediatra, a los pocos meses habrá salido de ésta. Os comento lo que hice en mi caso.

La plagiocefalia es un aplastamiento de los huesecillos del cráneo de los bebés debido a la adopción de posturas concretas durante largos períodos de tiempo. Por eso, lo mejor para evitar la plagiocefalia es cambiar a los bebés de postura cuando están dormiditos.

Lo que hice con mi chiquitín fue que, cada vez que lo cogía para darle el pecho o el bibe, lo acostaba del lado opuesto al que había estado hasta entonces. Cuando ya tenía tres o cuatro meses y se ponía solito bocarriba, le compré un cojín antivuelco, que puedes encontrarlo en cualquier tienda de bebés. Y aunque se agobiaba un poco, al menos evitaba que se volteara.

Eso sí, si el aplastamiento es mayor en un ladito de la cabeza que en otro, es mejor que lo acuestes más tiempo del lado más abultado.

A mi hijo también le hice unos ejercicios que me mandó el pediatra, y que consisten fundamentalmente en evitar que el niño mantenga la cabeza apoyada en una superficie cuando está despierto. Como en esas edades aún no se mantienen sentados solitos, os recomiendo ponerlos bocabajo sobre el cambiador y que vayan levantando la cabecita, de modo que cada vez estén más tiempo en esta posición.

Manteniendo esa postura, le puedes enseñar un juguete que le llame la atención, algo de música, un espejo, para motivarlos y que mantengan la cabecita arriba.

Siguiendo estas recomendaciones y dejando pasar el tiempo, conseguí que a los seis meses mi hijo tuviera una cabecita preciosa y bien formada.

Anuncios

Truco para eliminar las manchas de la papilla de fruta

2013-06-25 10.00.30
Acabo de quitar ahora mismo esas odiosas manchas de fruta imposibles de eliminar sin frotar. Afortunadamente, he dado con el mejor antídoto para acabar con ellas. Porque yo por lo menos en la lavadora nunca he logrado dejar la prenda en condiciones.

He probado de todo, y lo único que me ha funcionado es la pastilla de jabón de toda la vida, la que utilizaban nuestras abuelas. El jabón verde, que lo venden en prácticamente todos los supermercados, ha conseguido lo que ni el ‘quitamanchas de color rosa’

Mojas la prenda, pasas la pastilla de jabón por la zona de la mancha, luego frotas y dejas en remojo una media hora. Luego aclaras y… tachán. ¡La mancha ha desaparecido!

Espero que os sirva el consejo. ¿Y vosotras? ¿Habéis dado con otro producto?

Primer día sin cole

Hoy me he enfrentado por primera vez a una jornada completa en casa con mis dos niños. Y sin papá. Santi, mi hijo mayor, ya ha comenzado las vacaciones de verano en el cole y, aparte de los días de ‘vacas’ de Navidad y Semana Santa, nunca he estado sola con los dos, pues Javier, de nueve meses, nació justo cuando Santi comenzaba su andadura en el ‘cole de los mayores’.

La verdad es que por ahora no está siendo la cosa muy grave. Se sobrelleva. La mejor forma de entretener a los niños es intentar que cambien continuamente de actividad, para que no se cansen. Y a cada uno la que corresponda a su edad. Así por lo menos te dejan un ratito para hacer las cosas de la casa y, por ejemplo, escribir en un blog. Je, je. Los míos me han dado ahora ‘cuartelillo’.

Si la cosa empieza a complicarse, otra opción es apuntar al mayor a alguna actividad o campamento de verano. Pero vamos, no sé vosotras, pero a mí me da una penita tenerlo que levantar otra vez temprano después de todo el invierno…

En fin, que ya os iré contando cómo van las vacaciones de verano de los niños, que no las de mamá. Las madres no tenemos vacaciones. Trabajamos 365 días al año, las 24 horas del día. ¿O no?

Ser mamá, la tarea más difícil de una mujer

Nunca imaginé que éste sería el papel más difícil de mi vida: el de ser mamá. Por mucho que hayas visto a tu madre estresada, agobiada y preocupada por ti y tus hermanos, por mucho que te cuenten, te digan tus amigas o tus primas.
Tu vida deja de ser tuya para donársela literalmente a tus hijos desde que los tienes en tu vientre, y para siempre. ¿Recuerdas esas noches en las que dormías plácidamente? A mí, no había Dios que me despertara. Y eso pasó a la historia hace ya casi cuatro años, la edad que cumplirá en breve mi primer hijo.
Pero bueno, no cambiaría mi estado actual por nada del mundo. No quiero que a mis niños les dé ni el aire, por mucho que proteste de ellos en ciertos momentos. O me entren unas ganas locas de rifarlos…
La maternidad es eso. Ahora blanco, y ahora negro. Ahora te como y ahora me arrepiento de no haberte comido. Es sufrimiento, pero también alegría, muchísima, infinita. Es preocupación, pero también amar sin límites. Es cansancio, pero también orgullo por un ser que es capaz de hablar, caminar, comer, aprender, reír, jugar… y que ha nacido de ti.
Seguro que muchas de vosotras, por no decir todas, os estáis sintiendo identificadas con todo lo que estoy contando en este post. Y por eso, quiero compartir a partir de ahora mis experiencias como madre con todas vosotras, para ayudar a las que están a punto de serlo y conectar con las que ya lo son.
Un besazo a todas.

entrenoviasblog.wordpress.com/

Blog de bodas by Vanessa Lara

De boda con Ángela

Inspiración para novias e invitadas.

unabodadecine.wordpress.com/

Ideas para una boda de cine.

Mi boda diy

Crónicas de una boda de ensueño

Esto no es como me lo contaron

O de cómo ser la madre que nunca pensaste que serías

Bienvenidos a Lilliput

...porque viajar es cosa de niños...

Un papá como Darth Vader...

Porque ser papá puede ser maravilloso....

Ya soy mamá

mi experiencia de la maternidad

Entremadres

Un espacio para madres como tú